En temporada de lluvias ¡Maneja con precaución!

En temporada de lluvias ¡Maneja con precaución!

En esta temporada de lluvias es normal que como conductor(ra) de un automóvil creas que es igual manejar bajo la lluvia que bajo el asfalto seco ¡Pero no! Durante las lluvias las calles mojadas son aún más peligrosas de lo normal ya que el agua, las corrientes que vienen de zonas altas o incluso los ríos que buscan regresar a su cause natural hacen que manejar sea una actividad de alto riesgo.

En los días lluviosos la conducción y circulación de automóviles se vuelve más difícil, es muy normal ver más y mayores embotellamientos, personas tras el volante más estresadas que en un día sin lluvia tratando de llegar a su destino.

 

¡Conduce seguro bajo la lluvia!

  1. Aumenta la distancia de seguridad con otros vehículos
  2. Reduce tu velocidad
  3. Evitar frenar
  4. Reacciona con seguridad ante el efecto de aquaplaning
  5. Conduce con tranquilidad
  6. Mantén los cristales limpios
  7. Activa las intermitentes
  8. Respeta los carriles
  9. Trata de seguir la huella del coche antes de ti
  10.  Mantén tu auto en perfecto estado

 

¿Qué debes de saber de tu auto antes de las lluvias?

  1. Los frenos. La cantidad de agua que vas a encontrar en las calles va a generarte dos problemas: que las distancias de frenado aumenten hasta en un 50% y que el sistema de frenado se moje constantemente y pierda algo de efectividad.
  2. La batería. Las altas temperaturas generan que se evaporen algunos contenidos del motor que pueden llegar a causar algo de sarro en algunas partes, como las conexiones de la batería.
  3. Ve y que te vean. Es probable que algunos de los plásticos o sellos de los grupos ópticos se hayan resecado, por lo que podría filtrarse agua y fundir o dañar las luces. Revísalos, es vital que te vean.
  4. Aire limpio. Revisa el filtro de polen de tu auto. Antes de la temporada de lluvias se genera mucho polen y polvo por el cambio de estación. Y si le sumas la humedad de las lluvias, no es de extrañar que el aire se enrarezca o incluso huela bastante mal.
  5. Bien seguros. Y no menos importante, las llantas. Son el contacto con el camino y, como ya mencionamos, la distancia de frenado se aumenta considerablemente pues se reduce mucho la adherencia con el agua. Checa que tengan dibujo suficiente para evacuar el agua y la presión es muy importante, revísala cada 15 días.

 

Conducirse con responsabilidad por las vías de transito es responsabilidad de todos, desde automovilistas, ciclistas y peatones, sin embargo, es responsabilidad de las y los automovilistas mantener sus vehículos en buenas condiciones para prevenir incidentes.

 

Fuentes: www.autologia.com.mxwww.mapfre.es

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

shares