Manejar ¿Por qué es de las acciones menos sostenibles para las ciudades?

Manejar ¿Por qué es de las acciones menos sostenibles para las ciudades?

En tiempos recientes, el concepto de sustentabilidad y sostenibilidad han cobrado gran popularidad en los discursos, diálogos y acuerdos entre naciones y organizaciones de todo el mundo. Sin embargo, en gran medida se ha limitado a ello (al discurso), pues aunque proponen un modelo que nos presenta un diagrama de tres variables simples (sociedad, economía, medio ambiente), se convierte en un enorme desafío al momento de querer implementarlo en la práctica. Esto se debe a diversas razones, una de ellas es sin duda la falta de voluntad de las y los tomadores de decisiones.

Dentro de la visión que se tienen de nuestras ciudades, en la cuales el desarrollo está completamente orientado al uso masivo del automóvil, convirtiéndolo en algo aspiracional y donde se nos envía el mensaje: si no tienes un auto o manejas, no podrás transportarte y vivir plenamente la ciudad. Es precisamente esta mirada que se tiene sobre el desarrollo, la que impide a las ciudades encontrar un equilibrio entre sus variables y sobre todo, dificulta la adopción de otros modelos como el de la sustentabilidad.

Ahora, ¿Por qué se afirma que manejar es tan poco sustentable?. Bien, el concepto plantea tres variables principales: Social, ecológico y económico; si consideramos estas variables al uso masivo del automóvil encontramos que: 

Los siniestros viales en México son la causa de muerte de 22 jóvenes de entre 15 a 29 años de edad diariamente, siendo una de las principales causas de muertes entre la población de este grupo etario. En el mundo la suma es de 1.3 millones de personas al año muertas, más entre 20 y 50 millones de personas lesionadas que sufrirán alguna discapacidad.

El uso masivo del automóvil genera alrededor del 18% de las emisiones de CO2, principal gas causante del efecto invernadero, y lo más grave, es que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren en nuestro país 14,700 personas a causa de enfermedades asociadas a la contaminación del aire.

Si solo consideramos los dos efectos anteriores del uso del automóvil a la sustentabilidad encontraremos que aproximadamente el costo de la siniestralidad en México equivale al 1.7% del PIB nacional y el impacto a la calidad del aire así como a las muertes asociadas al mismo equivale a 6% del PIB nacional. Esto significa un impacto a la economía del país del 7.7% del PIB anual.

Podríamos considerar otros aspectos, como el endeudamiento público, la causa de pobreza relacionada a la siniestralidad, o al uso del espacio público destinado al automóvil, sin embargo, consideramos que hasta aquí podríamos darnos una idea del porque “conducir es una acción irresponsable” y que ya no debería de ser algo aspiracional o necesario para moverte por la ciudad. Necesitamos urgentemente que el paradigma de desarrollo y movilidad en nuestras ciudades cambie a algo más sostenible y más humano.

Mapasin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

shares