Nuestros sentidos y cómo juegan un papel importante en la escala de la ciudad

Nuestros sentidos y cómo juegan un papel importante en la escala de la ciudad

Continuando con la serie del libro de Jan Gehl “Ciudades para la gente”, hoy toca hablar de nuestros sentidos y como juegan un papel importante en la escala de la ciudad. A la hora de pensar en diseñar ciudades para la gente, el punto lógico de partida es concentrarse en la movilidad y en los sentidos del hombre, ya que de ellos depende la capacidad biológica de las personas para comunicarse, comportarse y realizar actividades dentro del espacio urbano.

 

Checa esto: La dimensión humana – Jan Gehl.

Los sentidos y la escala.

Uno de los conceptos más populares en los discursos, posicionamientos y peticiones en temas urbanos es comenzar a pensar, diseñar y transformar las ciudades a escala humana, que no es otra cosa que colocar a las personas como el centro de toda idea y lógica de diseño, capaz de responder a sus necesidades, movimientos, pensamientos, percepción y visión de lo que es gozar el espacio público.

 

Según Jah Gehl, el punto de partida idóneo para lograr ciudades para las personas es concentrarse en la movilidad y los sentidos de la persona, pues es la forma en la que vivimos el espacio y en el que nos comunicamos con otros y con el mismo.

 

 sentidos y cómo juegan un papel importante en la escala de la ciudad

 

En principio las ciudades entendieron bien este proceso en el que tanto las personas como la ciudad misma se entendían mutuamente, ya que buscaban la forma más sencilla y directa posible de conectar la calle con la plaza o los mercados; que son de los elementos más básicos y rudimentarios en las urbes pero que dejan bastantes aprendizajes y que para este tema en específico podríamos entender como la calle “movimiento” y la plaza o el mercado “el lugar donde los sentidos se experimentan”.

 

Puede ser de tu interés: Líneas de deseo peatonal y su importancia en el diseño urbano.

 

El ser humano es un mamífero lineal, frontal, erecto, que se orienta horizontalmente en el espacio. Sendas, calles y bulevares son todos espacios para el movimiento lineal, el cual está codificado en las bases del sistema humano de locomoción y de sus sentidos. Trabajar con la escala humana, básicamente significa trabajar con los sentidos del hombre; proveyendo espacios que espacios públicos que tengan en cuenta las características dictadas por el cuerpo humano y sus sentidos.

 

sentidos y papel importante en la escala de la ciudad

 

¿Dónde es que los sentidos y la movilidad se desconectaron?

Con la llegada de los medios de transporte que nos permiten ir a mayor velocidad, se ve reducida nuestra capacidad de comunicación y de percepción de nuestro entorno. Caminando somos completamente consientes de las personas que están al lado nuestro, de los edificios, animales y árboles, siendo capaces de captar imágenes de la ciudad en la que vivimos, generando recuerdos y puntos de ubicación. Por otro lado, cuando viajamos en automóvil todo cambia y los siniestros viales son una buena manera de evidenciarlo.

 

sentidos y escala de la ciudad

 

Siniestros viales y escala humana

Los siniestros viales son un buen ejemplo para ilustrar lo importante que es, para nuestra capacidad cognitiva, moverse a baja velocidad. La conexión entre la distancia, la intensidad, la cercanía y la calidez en situaciones de contacto tiene un paralelo interesante cuando se trata de decodificar y experimentar las ciudades y el espacio urbano.

 

La cantidad de automóviles en las ciudades, tanto los que circulan como los que están estacionados, ha contribuido significativamente a la confusión que existe sobre el tema de la escala en relación a las urbes.

 

Nuestros sentidos y la escala de la ciudad

 

Si buscamos alentar la marcha y el ciclismo, si queremos construir ciudades seguras, sanas, vitales y sostenibles, es indispensable conocer en profundidad cómo funciona la escala humana.

El cuerpo humano, sus sentidos y su movilidad son la clave para lograr una buena planificación urbana que le sirva a la gente. Todas las respuestas se encuentran ahí, encapsuladas dentro de nuestros cuerpos.

 

Tal vez te interese: Guía para mejorar la vida pública de las ciudades por Gehl Institute y Jan Gehl.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

shares