CONFINADORES PARA CICLOVÍAS EN CIUDADES CON UNA CULTURA VIAL EMERGENTE

CONFINADORES PARA CICLOVÍAS EN CIUDADES CON UNA CULTURA VIAL EMERGENTE

Elementos para confinar una ciclovía

Urb. Andrés Salazar Vidales

En los últimos años, diversas ciudades mexicanas han optado por brindar espacios seguros para que las personas puedan desplazarse en bicicleta. Esto ha puesto a volar la imaginación de quienes diseñan las ciclovías.

Un momento crucial en el diseño de una ciclovía es la selección de los elementos que van a separar a los automóviles de las bicicletas, a estos se les conoce como “segregadores” o “confinadores”. 

Los confinadores separan de manera física el tránsito de autos y de bicicletas, mejorando la seguridad de ciclovías, ciclorutas e infraestructura ciclista. Estos delimitadores son quizás la parte más controvertida de la infraestructura ciclista. Un tema de muchas discusiones acaloradas tanto entre diseñadores como entre usuarios. 

Como regla general, en los países y ciudades con altos niveles de ciclismo y una aplicación efectiva de las reglas de tránsito, se necesitan menos de estos elementos, mientras que en otros lugares con menor cultura ciclista y vial, es absolutamente necesario que los carriles para bicicletas estén totalmente protegidos.

Existe una gran variedad de estos elementos y cada ciudad busca innovar en el diseño de los mismos, buscando no solo seguridad sino también comodidad, eficiencia y estética.

Los confinadores pueden elaborarse con diversos materiales y de formas muy variadas, a continuación se muestran dos ejemplos que podemos encontrar en ciudades mexicanas como la Ciudad de México y Guadalajara.

 

En la CDMX es común encontrar sus ciclovías protegidas por estos elementos. Su diseño permite que en caso de impactar no cause daño a las y los ciclistas y cuenta con rampas para que se pueda maniobrar de mejor manera la bicicleta en caso de que sus ruedas rocen o golpeen contra ellos. 

Se pueden fabricar de materiales como plástico reciclado y concreto. Es importante resaltar que se han instalado en diferentes ciudades de México y el mundo ya que demostraron ser una gran opción por su seguridad, durabilidad y diseño. 

 

En la Zona Metropolitana de Guadalajara han implementado un gran número de kilómetros de ciclovías. Algunas de éstas están confinadas por diversos elementos, entre los que se incluyen maceteros con vegetación y árboles que brindan sombra a quienes se mueven en bicicleta y con ello mejorar el confort de sus viajes.

Este diseño es una gran opción para ciudades con altas temperaturas, sin embargo, es esencial hacer una apropiada selección de las especies arbóreas que se plantarán y que se dé prioridad a la vegetación endémica de cada región, esto para asegurar un sano crecimiento de las misma y la durabilidad de los confinadores.

Ambas son excelentes opciones para confinar una ciclovía, pero, ¿Cuál es tu favorita?.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

shares